Las aberturas de respiración
  • Coloque la rejilla adecuada.
  • No obstaculice nunca con plásticos u otros objetos esta salida de aire.
  • La parte superior de la abertura debe situarse a 30 cm del suelo.
Los 'shunt' de evacuación

La sección colectiva de estos circuitos o respiraderos, dependiente de la comunidad, debe limpiarse periódicamente, con una frecuencia determinada por el número de usuarios.

Cocinas, estufas y electrodomésticos a gas
  • El servicio técnico debe revisar los aparatos, al menos, una vez al año.
  • Vigile los recipientes sobre el fuego. El derrame del contenido puede apagar el fuego permitiendo el escape de gas.
  • Utilice para cada recipiente el quemador adecuado, así evitará un consumo innecesario de gas.
  • No deje hervir por más tiempo del necesario. Mantenga la ebullición con poco gas.
  • Una llama viva de color azulado indica buena combustión y por tanto, economía, limpieza y seguridad.
  • Una llama con punta roja o amarilla, señala una mala combustión debido a la falta de regulación o suciedad de los quemadores, tizna el fondo de los recipientes y produce un gas tóxico llamado monóxido de carbono.
  • No coloque estufa próxima a materiales que puedan arder con facilidad (cortinas, tapicerías, muebles, etc.) ni dirija el calor hacia ellas.
  • Siga las instrucciones del fabricante.
  • Mantenga siempre cerrado el paso del gas cuando no utilice los aparatos de consumo.
Calentadores
  • Por razón de seguridad, los calentadores deben estar instalados en locales que no suelan estar cerrados. La instalación de calentadores en el cuarto de baño o ducha está prohibida. Es más seguro y no más costoso, llevar el agua caliente al cuarto de baño.
  • Todos los calentadores instalados en el interior de las viviendas, sea cual fuere el local de ubicación, tienen que estar acoplados a un conducto de evacuación al exterior de los gases de la combustión.
  • Antes de abrir la llave de paso a los quemadores, esté preparado para encender.
  • Mantenga siempre cerrado el paso del gas cuando no utilice los aparatos de consumo.
  • Siga las instrucciones del fabricante.

Utilización del reductor (regulador)


Antes de acoplar el reductor compruebe siempre que no hay ningún foco de calor, llama o chispa por los alrededores.

Acoplamiento
  1. Quitar el precinto de la válvula.
  2. Girar la manecilla del reductor hasta que el lado afilado (línea roja) quede apuntando hacia abajo y sitúelo encima de la válvula.
  3. Fijar el reductor a la válvula. Para ello debe presionar ligeramente el reductor sobre la válvula girando la manecilla un cuarto de vuelta en el sentido de las agujas del reloj; el lado afilado quedará apuntando hacia la izquierda. Asegúrese que el reductor quede sujeto a la válvula, tirando del mismo hacia arriba.
  4. Si el acople se efectuase de forma incorrecta, no se abrirá el paso del gas.

Utilización
  1. Para abrir el paso del gas, girar la manecilla en el sentido de las agujas del reloj, hasta que el lado afilado quede hacia arriba, apuntando la llama dibujada en el cuerpo del reductor.
  2. Para cerrar el paso del gas, girar la manecilla un cuarto de vuelta en el sentido inverso a las agujas del reloj. El lado afilado quedará apuntando hacia la izquierda.
Desacoplamiento
  1. Compruebe si no hay ningún foco de calor, llama o chispa por los alrededores.
  2. Girar la manecilla del reductor, en sentido contrario a las agujas del reloj, hasta situar el extremo afilado de la misma apuntando hacia abajo. En esta posición, el reductor queda suelto y puede retirarse de la botella.
  3. Colocar el precinto ó tapón gris de seguridad en el lugar donde estaba el reductor, presionándolo contra la válvula de la botella.

La goma o tubo flexible

  • Es la parte más débil de la instalación, con fecha de caducidad exigida por la ley, que debe ser marcada claramente por los fabricantes.
  • Las llaves, los tubos de cobre, las boquillas, las abrazaderas y la goma deben estar homologadas, al igual que cualquier material o aparato destinado al uso del gas.
  • Debe ponerse especial cuidado en no forzar, arrugar, ni dar tirones a la goma.
  • No permita que la goma esté en contacto con zonas calientes.
  • No utilice nunca la goma como tendedero de pequeñas cosas, bajo el mueble.
  • Evite que la goma esté en contacto con la parte posterior del horno de su cocina u otras superficies calientes.
  • Compruebe que los extremos se encuentren bien sujetos por las respectivas abrazaderas.
  • El acoplamiento del tubo flexible a la tetina del aparato de consumo, del reductor o del tubo rígido, se facilita introduciendo sus extremos en agua caliente.

La botella

  • El gas propano y butano pesan más que el aire, por lo que las botellas, tanto llenas como vacías, deben estar siempre en posición vertical, nunca tumbada.
  • El cambio de botella debe realizarse siempre con la llave del cabezal cerrada.
  • No se debe realizar nunca la operación de cambio de botella cerca de fuentes de calor o del fuego, como mecheros, cigarros o estufas.
  • Debe estar colocada lejos de cualquier foco de calor, en lugares provistos de rejillas de ventilación.
  • No la sitúe en sótanos ni subsuelos. Es peligroso y está prohibido.
  • No la golpee, trátela con cuidado.
  • Si tiene botella de reserva sin acoplar a la instalación, manténgala alejada de toda clase de fuegos, colocada en un cuarto independiente de aquél en que se encuentre la botella en servicio y con el precinto ó tapón gris de seguridad puesto.

Aperturas o cierres de circuitos eléctricos


Si se produce un escape de gas, no debe abrir o cerrar ningún circuito eléctrico, ya que éstos producen descargas capaces de provocar un incendio o explosión. Ante una emergencia:



Ante una emergencia

  • Si aprecia un escape de gas, NO ENCIENDA CERILLAS NI MECHEROS, NO ACCIONE INTERRUPTORES DE LUZ ni nada que pueda producir llama o chispa.
  • El agua jabonosa puede servir para localizar la fuga.
  • Compruebe si las llaves de la bombona y aparatos de consumo están bien cerradas.
  • Ventile al máximo la habitación abriendo puertas y ventanas.
  • Llame con la mayor brevedad posible al Servicio de 24 horas de Emergencias de ATLAS en los teléfonos:
    Ceuta: 956 52 23 23 / 956 52 20 55
    Melilla: 952 69 05 00 / 952 68 41 80
 
 
 
nota legal  home ayuda
©CEPSA. Todos los derechos reservados.