Logo CEPSA

Gas propano canalizado

La energía de los cuatro usos.

Se trata de un producto idóneo para aquellos grupos de consumidores geográficamente próximos, que puedan beneficiarse conjuntamente de la instalación de gas. Ésta consiste en un  único depósito, al que se accede desde los distintos puntos de consumo a través de una canalización.

El gas propano canalizado le aporta energía a su vivienda para los siguientes usos:

  • Cocina (cocción y línea blanca).
  • Calefacción.
  • Agua caliente sanitaria.
  • Climatización.

Con el fin de que usted no tenga que preocuparse de nada, en CEPSA le asesoramos en función de sus necesidades y le ayudamos en todo el proceso, desde el proyecto de ingeniería para la instalación, hasta el suministro del producto.

Las urbanizaciones, colectividades o poblaciones disfrutan, igualmente, de una asistencia integral personalizada, con un servicio 24 horas de atención al cliente.

 

¿Para qué se utiliza?

Este producto está dirigido a:

  •  Urbanizaciones.
  •  Edificios.
  •  Poblaciones.

 

¿Qué ventajas energéticas posee?

  •   Energía eficaz: ofrece un elevado poder calorífico y un alto rendimiento, así como una gran comodidad.
  •   Energía limpia: su combustión sin residuos de azufre ni micropartículas permite respetar al máximo el entorno natural.
  •   Energía económica: ofrece una inmejorable relación calidad-precio y un importante ahorro energético con relación a otras energías.
  • Energía segura: su instalación, construida y controlada por sistemas altamente fiables, presenta una seguridad sin riesgos.

 

¿Cómo se suministra?

Mediante una ruta preestablecida, los camiones cisterna rellenan los depósitos de gas propano canalizado, sin necesidad de realizar un pedido.

 

¿Cómo se almacena?

Por su forma de almacenamiento, el gas propano es una de las energías más cómodas que existe en el mercado, ya que no es preciso que la instalación esté situada al alcance de ningún gasoducto para disfrutar de sus ventajas.

Su almacenamiento se realiza en depósitos ubicados en una zona comunitaria, para satisfacer, así, las necesidades de energía de edificios de viviendas, urbanizaciones o poblaciones.

En las viviendas, el suministro se realiza a través de un contador, que registra el consumo individual de cada usuario. Los contadores se sitúan en un armario o cuarto adecuado, que debe cumplir la normativa vigente, de manera que cualquier consumidor pueda acceder fácilmente a la lectura de su consumo para el control del gasto. El cobro del consumo se realiza mediante recibo bancario.

 

Tipos de depósitos:

    Aéreo: en un espacio abierto, como una azotea, una zona verde, etc.

    Enterrado: oculto, bajo tierra.

    Capacidad: de 1.029 Kg. a 10.227 Kg de carga útil.

Instalación: CEPSA cuenta con un grupo de técnicos que cooperan y asesoran a arquitectos, promotores y constructores desde el inicio hasta la finalización de la obra. Las instalaciones para el uso de gas propano son sencillas y económicas, pensadas para adaptarse a sus necesidades.