El proyecto tecnológico Detal de Cepsa, finalista de los Premios Europeos de Medio Ambiente

05 mai 2020

    • El proyecto de la Planta Química de Puente Mayorga es uno de los 25 reconocidos por el Ministerio para la Transición Ecológica dentro de la candidatura española, a la que se han presentado 115 empresas
    • La tecnología de Cepsa ha sido seleccionada para representar a España en la edición europea de los Premios, junto con otros 11 proyectos
    • Cepsa invierte 100 millones de euros en este proyecto de innovación tecnológica y reducción de su huella en el entorno
    • Es la primera fábrica de Alquilbenceno Lineal (LAB) del mundo que sustituye una tecnología basada en ácido fluorhídrico (HF) por la de Detal, un proceso más eficaz y sostenible

La tecnología Detal de Cepsa, en proceso de instalación en la Planta Química Puente Mayorga en San Roque (Cádiz) ha sido reconocida por el Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) en los Premios Europeos de Medio Ambiente a la Empresa-Sección Española, unos galardones que se organizan en colaboración con la Fundación Biodiversidad y la Unión Europea (UE).

Un total de 25 proyectos de empresas, de las 115 candidaturas, han sido reconocidos por su calidad como ganadoras y accésit de estos galardones. Además, 12 de ellos, entre los que está la tecnología Detal de Cepsa, representarán a España en los Premios Europeos de Medio Ambiente a la Empresa, donde competirán con las iniciativas seleccionadas de otros once países de la UE y cuya ceremonia de entrega está prevista para diciembre de este año.

El proyecto premiado en la categoría de Proceso, con tecnología ideada y desarrollada por Cepsa en colaboración con la UOP (Universal Oil Products), mejorará la calidad y la variedad del Alquilbenceno Lineal (LAB), la base de la mayoría de los detergentes biodegradables, y además incrementará la seguridad de los procesos y la eficiencia energética del centro industrial, a lo que habrá que sumar la drástica reducción en sus emisiones, pues consumirá menos gas natural y electricidad. Se trata de un proyecto de economía circular que reducirá en gran medida los residuos generados. En definitiva, un ejemplo de innovación y sostenibilidad, que destaca por ser la primera unidad de fluorhídrico reconvertida a tecnología Detal en todo el mundo.

Cepsa ha invertido en este proyecto de innovación tecnológica y reducción de su huella en el entorno 100 millones de euros, que implica además durante la construcción de esta unidad la creación de alrededor de 250 puestos de trabajo en el Campo de Gibraltar, con picos de hasta 600. También supone un aumento de producción hasta alcanzar las 250.000 toneladas manteniendo a Cepsa, desde Andalucía, en el liderazgo mundial con un 17% de cuota de mercado. La excelencia del proyecto ha hecho que también haya recibido el premio del Colegio de Ingenieros Industriales de Andalucía Occidental, en su quinta edición, en la categoría de Premio Andalucía al Desarrollo de la Industria 2019.

La actualización y optimización de la planta asegurará su continuidad y la previsión es finalizar el proyecto en 2020, coincidiendo con el 50º aniversario de la planta actual, que significó el origen del negocio del LAB en Cepsa. El director del área Química, José Manuel Martínez, ha señalado que “que nos reconozcan instituciones tan relevantes para nosotros es un impulso para continuar apostando por la I+D para ofrecer la química que el mundo necesita. Nuestra experiencia y liderazgo nos llevan ahora a ser los primeros también en instalar la tecnología Detal en una planta construida para fluorhídrico. Estamos convencidos de que esta actualización aportará mayor competitividad a esta planta, además de aumentar nuestra capacidad para cubrir la creciente demanda de tensioactivos”.


Cepsa y la petroquímica

La planta química de Puente Mayorga inició su actividad en el año 1969, con la producción de Alquilbenceno Lineal (LAB). En total integración con la Refinería Gibraltar-San Roque, la planta de Puente Mayorga recibe de la refinería las materias primas utilizadas en su proceso. Además, fabrica parafinas, base a su vez del LAB, para las plantas de Cepsa no solo en San Roque sino también en Brasil y Canadá. Estos tres centros industriales colocan a Cepsa como líder mundial del sector.

La planta química en Palos de la Frontera (Huelva) se puso en marcha en 1976 con la producción y venta de metilaminas y sus derivados (dimetilformamida y dimetilacetamida). En 1978 comenzó a fabricar productos petroquímicos básicos como cumeno, fenol y acetona y, por último, en 1997, alfametilestireno. Los productos que se fabrican en Palos sirven de materia prima para mamparas de protección de los establecimientos públicos, termómetros, aislantes y principios activos de medicamentos, entre otros. 

A las  plantas químicas en Canadá y Brasil, Cepsa sumó en 2015 China, convirtiéndose en el primer productor mundial de cumeno y en el segundo de fenol y acetona. Estas actuaciones han afianzado a la Compañía como líderes internacionales en el sector químico. Cepsa produce también alcoholes vegetales en sus plantas de Alemania desde 2015 y de Indonesia, donde la producción empezó en 2017.

El responsable del área Química de Cepsa sobre el proyecto Detal (audio)
El responsable del área Química de Cepsa sobre el proyecto Detal (vídeo)

Continuar leyendo 3 min 1 min

Cepsa presenta su planta de LAB única en el mundo