Medgaz, un gasoducto estratégico y pionero

Construimos junto a nuestros socios el primer gasoducto submarino en unir directamente Argelia con España, con el objetivo de acercar una energía fósil más limpia, de manera rápida y económica, a los consumidores del sur de Europa.

¿CÓMO LO HICIMOS?

El proyecto Medgaz, considerado por la Unión Europea como ‘Proyecto de Interés Común’ por contribuir a la seguridad de suministro energético, ha sido uno de los retos más importantes a los que nos hemos enfrentado dentro del sector energético.

Con una longitud de 210 km y una capacidad inicial de 8.000 millones de m3 al año, se trata del primer gasoducto del Mediterráneo a más de 2.000 metros de profundidad. Además, con la construcción de este gasoducto conseguimos enviar gas natural desde África hasta Europa, por primera vez directamente desde Argelia a España sin tránsito por otro país.

Para su desarrollo se invirtieron cerca de 900 millones de euros y participaron en su construcción más de 2.000 personas. En abril de 2011, se inició el transporte de gas, convirtiéndose así Medgaz en la vía más eficiente para transportar gas de Argelia a España.

Además de haber liderado su construcción, hemos operado el gasoducto de manera ininterrumpida durante más de 9 años junto a nuestros socios. 

EL RESULTADO

El gasoducto Medgaz se ha consolidado como una de las entradas de gas más importantes del sistema gasista español, siendo la vía más directa y económica de aprovisionamiento de gas natural al sur de Europa. Esta infraestructura es hoy clave para la seguridad de suministro en España y para la exportación de gas de Argelia, reforzando el peso del gas natural en el mix energético, con sus ventajas económicas y medioambientales.